LA DROGA EN ARGENTINA: DE LA VILLA A LA CÁRCEL

Reportaje y ensayo fotográfico realizado en una cárcel de Buenos Aires

Revista Cáñamo

LINK

Julio, Facundo y Luca (nombres falsos) son fruto de la migración interna masiva que sufrió la Argentina y que llevó a que muchas familias de campo se mudasen a la provincia de Buenos Aires en busca de un trabajo ya que el sector agropecuario se había marchitado. Este fue el nacimiento de las villas, también llamadas asentamientos de emergencia, populares o directamente villas miseria. Dichas áreas, según el Gobierno nacional argentino, ocupan aproximadamente 330 kilómetros cuadrados del país y albergan a más de 3.000.000 de personas que las habitan entre carencias médicas, académicas y sociales. Según el Informe de trabajo sobre las villas porteñas, presentado en octubre de 2017 por el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina y la Defensoría del Pueblo, el 8% de los habitantes de la capital vive en una villa miseria.

JULIO (persona privada de su libertad)

``Los sentimientos o se te quebrantan del todo hasta un estado depresivo o se te enfrían. Yo le doy gracias a Dios porque se me enfriaron. No veía a mis hijos, no tenía pareja, veía a mi madre cada tanto y con su amor me alcanzaba. No está bueno estar preso. No es ninguna hazaña, pero el hombre es un animal de costumbres y yo, entre comillas, me acostumbre a estar preso``

FOTOGRAFÍA